Cruz Roja Bizkaia y APNABI crean una guía de atención a personas con autismo en ambulancias

24 mayo, 2022

  • Alumnado de Técnicos de Emergencias Sanitarias del Centro de Formación de Cruz Roja en Bizkaia ha impulsado una guía de actuación para que el personal sanitario sepa cómo atender a personas con trastorno del espectro del autismo en una primera asistencia sanitaria
  • El objetivo es facilitar la accesibilidad y mejorar el apoyo que se ofrece a las personas con autismo

Bilbao, 24 de mayo de 2022. Cruz Roja Bizkaia y la asociación APNABI Autismo Bizkaia han colaborado para crear una guía de atención que facilite la accesibilidad y mejore el apoyo que ofrece el personal técnico de emergencias a las personas con un trastorno del espectro del autismo (TEA) en una primera asistencia sanitaria. De esta forma el equipo podrá conocer las características y las necesidades específicas de las personas con TEA para poder ajustar su intervención a las mismas.

Un grupo de alumnos y alumnas de segundo curso de Técnicos de Emergencias Sanitarias del Centro de Formación de Cruz Roja, así como exalumnos del centro y técnicos de emergencias sanitarias en activo en ambulancias de Soporte Vital Básico, percibieron que atender a personas con TEA en situaciones de este estilo requería de un protocolo de actuación concreto. Contaron para ello con la entidad referente en autismo en Bizkaia, APNABI.

Por la parte de la asociación han participado en este proyecto varias personas con autismo a través del Grupo de Participación y Reflexión de los centros de atención diurna (CADs), con la colaboración y el apoyo de profesionales de la organización.

Un cómic que derriba barreras

Además de la guía de atención, se ha desarrollado de forma paralela un proyecto visual en formato cómic que muestra cómo es una atención sanitaria. En él se plasma la cronología y todo el proceso de lo que ocurre desde que se llama al 112 hasta que el o la paciente llega al hospital. La intención es que las personas puedan disponer de un soporte visual que les ayuden a anticipar las situaciones.

Estos nuevos recursos son ya parte de la formación que se imparte al personal técnico de emergencias sanitarias, y está disponible en los propios vehículos de asistencia de Cruz Roja en Bizkaia así como en los centros de la asociación, facilitando el trabajo de conocimiento de los recursos de emergencias y de atención sanitaria.

Para la creación de ambas herramientas, el alumnado mantuvo diversos encuentros, contacto y entrevistas con el personal del centro de formación de Cruz Roja, el personal de APNABI y personas con autismo pertenecientes a la asociación, que reflexionaron y compartieron cuestiones relacionadas con cómo les gusta o prefieren que les traten y se les dirijan, aspectos que les molestan, la importancia del control de estímulos sensoriales, validación de la accesibilidad de los materiales, etc.  El proyecto culminó con una visita a las instalaciones de Cruz Roja en Bilbao que permitió el conocimiento de las ambulancias y la realización de algunas otras aportaciones.

APNABI Autismo Bizkaia valora muy en positivo el proyecto, así como las personas del grupo de participación, que subrayan especialmente la oportunidad de participar y que se haya escuchado su voz, así como que se hayan puesto en valor sus inquietudes y necesidades para la construcción de una sociedad más accesible.

Tanto APNABI Autismo Bizkaia como Cruz Roja Bizkaia pretenden dar continuidad y ampliar esta experiencia en los próximos meses con visitas a ambulancias por parte de otros grupos de personas con TEA. De esta manera se pretenden crear nuevas sinergias y acciones que faciliten un entorno más accesible, así como la formación en prevención.

El autismo

Los trastornos del espectro del autismo (TEA) son trastornos del neurodesarrollo, no una enfermedad, que se inician en la infancia y siguen un curso evolutivo diferente en cada persona. Los últimos estudios epidemiológicos señalan que una de cada 100 personas tiene TEA.

Las manifestaciones clínicas del autismo varían enormemente entre las personas que lo presentan. No obstante, hay algunas características nucleares que comparten todas las personas que presentan esta condición, y que afectan, fundamentalmente, a la comunicación e interacción social y en el ámbito de la flexibilidad del pensamiento y del comportamiento.